Preguntas frecuentes cirugía estética y medicina estética

Desde nuestra Clínica de Cirugía Estética y Plástica en Madrid le ofrecemos en este espacio una recopilación de las preguntas más frecuentes que nos han sido consultadas acerca de la cirugía estética y la medicina estética. Esperamos que le ayude a despejar todas sus dudas y a tomar la decisión correcta.

Recuerde no obstante que todo caso es particular y no tiene porque coincidir con el suyo propio.
Por ello le animamos a contactar con nosotros y poder evaluar su caso personalmente.

¿Qué riesgos tiene una intervención de Cirugía Estética?

Una intervención de Cirugía Estética no está excluida de los riesgos generales propios de cualquier intervención quirúrgica, sin embargo, el porcentaje de complicaciones en este tipo de intervenciones es muy reducido, entre otras razones por ser una cirugía que se desarrolla sobre tejidos superficiales y por llevarse a cabo generalmente en paciente sanos, que se someten a estudios preoperatorios muy completos. Los pacientes deben acudir siempre a médicos especialistas en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, que les ofrezcan todas las garantías de intervención en un centro dotado de todas las infraestructuras asistenciales necesarias. Millones de personas en todo el mundo se someten en la actualidad a operaciones de Cirugía Estética sin problemas y con todas las garantías de seguridad, sabiendo que, las garantías que les ofrece su especialista y los benéficos que obtendrán, compensan ampliamente los posibles riesgos.

¿También se realizan operaciones de cirugía Estética los hombres?

La Cirugía Estética ha irrumpido con fuerza en el mundo masculino en los últimos años y cada vez son más los hombres que acuden al Cirujano Plástico buscando una solución a lo que el gimnasio no puede arreglar, o para embellecer o recuperar áreas de su anatomía que se han convertido en referencia de juventud. No son sólo varones jóvenes los que optan por la cirugía estética, sino que cada vez son más frecuentes hombres mayores de 40 años en los que los deseos de sentirse mejor con uno mismo y de cara a los demás, máxime en un mundo como el actual de gran competitividad tanto profesional como de relaciones sociales, hacen que una cara con aspecto cansado y con ojeras indique un declive físico que no corresponde ni a la edad ni al sentir del varón que entra en la madurez; lo mismo podemos aplicar a un cuerpo masculino con “redondeces” grasas, en abdomen y cintura principalmente, que le alejan del prototipo de varón cuidadoso de su aspecto y ágil en sus actividades. Los varones suelen ser más realistas y objetivos con los resultados que esperan obtener de las intervenciones de cirugía plástica, si bien también suelen ser más impacientes y quieren que todo se resuelva pronto, con postoperatorios lo más breves posible que no les aparten de sus actividades cotidianas. En cuanto a la cirugía estética más demandada por los varones, seguramente sea la Rinoplastia o Cirugía Estética de la nariz, seguida de la Liposucción, principalmente sobre el área abdominal y la cintura y la Blefaroplastia o Cirugía para corregir las bolsas de los párpados.

¿Cuál es la intervención de cirugía estética que en particular más les gusta realizar o de la que más satisfechos se sienten en su Clínica de Madrid?

De entre todas las intervenciones de cirugía estética que a diario practicamos en nuestra especialidad, tal vez diríamos que nuestra favorita es el Aumento Mamario o Mamoplastia de Aumento mediante prótesis. En nuestra Unidad de Cirugía Plástica-Estética de la clínica Ruber en Madrid, hemos dedicado durante muchos años un especial interés a este tipo de intervención e incluso hemos desarrollado y publicado nuestra técnica quirúrgica en base a cuidadosos estudios morfológicos y morfométricos de lo que se considera una mama de proporciones y medidas anatómica y estéticamente perfectas. En base a estos estudios, y aplicándolos después a la práctica quirúrgica hemos presentado nuestros resultados y casuísticas en numerosos congresos y cursos tanto nacionales como internacionales, y hemos publicado todos estos datos en prestigiosas revistas internacionales, habiendo obtenido también por estos estudios un Premio otorgado por el Congreso Nacional de nuestra especialidad.

También nos sentimos particularmente orgullosos de haber sido introductores en España de la Liposucción Ultrasónica o Liposucción Asistida por Ultrasonidos, y de haber realizado grandes aportaciones al desarrollo de esta técnica de cirugía plástica, aportaciones en las que se basan todas sus actuales aplicaciones.

Creemos también innovador nuestro concepto de “Rejuvenecimiento mamario”, bajo el que englobamos múltiples técnicas y tratamientos encaminados a mantener y reestablecer la estética mamaria, ya sea devolviéndole al pecho su volumen, perdido tras lactancias y embarazos sucesivos, como su posición y turgencia, debilitada con la edad.

¿Es la Liposucción una técnica de cirugía plástica para adelgazar?

La Liposucción como tal, no debe ser entendida ni aplicada como una técnica para adelgazar y por tanto, no es la solución definitiva para grandes obesidades. En estos casos, una dieta aplicada por un especialista contribuirá a lograr la pérdida de kilos necesaria para que después, las distintas técnicas de Cirugía Plástica-Estética, sea Liposucción u otras técnicas quirúrgicas complementarias, acaben de remodelar la morfología y la figura corporal.

Como ya hemos mencionado, nuestros cirujanos plásticos de nuestra Clínica de Cirugía Estética en Madrid han sido introductores en España de la Liposucción Ultrasónica o Liposucción Asistida por Ultrasonidos. Esta técnica, aplicada con excelentes resultados en los últimos 7 años en nuestro país, utiliza el ultrasonido para disolver de forma selectiva la grasa corporal. Empleando unas cánulas especiales, los ultrasonidos logran la disolución selectiva de las células grasas, los “adipocitos”, mediante un fenómeno conocido como “cavitación” que logra hacer prácticamente explotar la célula grasa que deja así salir su contenido.

La principal diferencia entre la Liposucción Tradicional y la Ultrasónica es que, mientras que en la primera la cánula de aspiración extrae las células grasas completas pero sin diferenciar de forma selectiva los tejidos adyacentes, la Liposucción Ultrasónica evacua la grasa licuada del interior de los adipocitos actuando de forma selectiva sobre ellos, sin dañar los tejidos circundantes.

Como resultado de esta selectividad de actuación tendremos, un menor sangrado, lo que redundará en la prácticamente nula aparición de hematomas en el postoperatorio. A la vez, la escasa pérdida de sangre que favorece la Liposucción Ultrasónica, permite extraer mayor cantidad de grasa en un mismo paciente y en una sola intervención, sin que se produzca repercusión clínica en el paciente y favoreciendo por tanto su recuperación.

Está también demostrado que, el ultrasonido, aplicado en el plano subcutáneo, favorece la retracción de la piel después de la Liposucción, lo que hace que pueda ser así aplicada a pacientes de más edad y/o con peor calidad de piel, mejorando la textura de la misma, eliminando el aspecto de piel de naranja y eliminando la celulitis.

¿Son muy largos, complicados o dolorosos los postoperatorios de las intervenciones de Cirugía Estética?

Habría que pormenorizar en cada caso, para cada paciente y para cada tipo de intervención de cirugía estética. De forma general podemos decir que, hoy en día, las modernas técnicas quirúrgicas de cirugía estética que empleamos en nuestra clínica de Madrid y los medicamentos con los que contamos tanto para anestesia como para tratamiento del dolor, hacen que prácticamente todas los intervenciones de Estética cursen con postoperatorios muy cómodos para los pacientes, con una estancia hospitalaria mínima, que va desde la simple estancia en Hospital de día durante 3 o 4 horas cuando se trata de intervenciones realizadas bajos Anestesia Local y Sedación, a la mínima estancia de 12 a 24 horas cuando se realizan bajo Anestesia General.

En el postoperatorio domiciliario a los pacientes se les dan unas fáciles pautas de comportamiento y analgesia para evitar molestias y lo normal es que puedan reincorporarse a sus actividades habituales en un plazo de 3 a 7 días dependiendo de la cirugía practicada.

¿A qué edad puede practicarse una operación en su Clínica de Cirugía Estética de Madrid?

Como norma general, y cuando se trata de intervenciones puramente estéticas, debemos esperar a los 18 años, puesto que así consideramos completado el proceso de crecimiento y además tendremos ya pacientes con mayoría de edad legal.

Cuando se trata de cirugías reparadoras, para corrección de defectos congénitos (de nacimiento) o en casos de alteraciones inestéticas que puedan estar provocando un importante daño psíquico, puede adelantarse la edad de la intervención.

¿Cuál es la intervención de Cirugía Estética que más se realiza?

La Liposucción se ha convertido en la técnica quirúrgica de remodelación corporal más demandada por los pacientes en Cirugía Plástica – Estética. Esta técnica consiste en la eliminación selectiva de la grasa acumulada en diferentes áreas del cuerpo, mediante el empleo de unas finas cánulas de aspiración y a través de pequeñas incisiones en la piel. Esta intervención de cirugía estética aplicada de forma selectiva sobre aquellas zonas en las que la grasa corporal tiene especial tendencia a acumularse, como pueden ser el abdomen, la cintura, las caderas, los muslos, rodillas, etc, consigue una remodelación de la silueta corporal que, generalmente, las dietas y el ejercicio por sí solos o en combinación, no consiguen lograr. En manos experimentadas, la Liposucción proporciona excelentes resultados, siendo una técnica de cirugía plástica sencilla que puede llevarse a cabo con diferentes tipos de anestesia (local, local asistida de sedación) y sin necesitar, por lo general ingreso hospitalario. Podemos contar, además, con la garantía de que, la grasa corporal así eliminada, no volverá a aparecer. La demanda este tipo de intervenciones de cirugía plástica tiene una clara variación estacional; a medida que el frío del invierno va desapareciendo y empezamos a aligerar la ropa y a pensar en el verano, bañadores y demás, aumenta claramente la demanda de Liposucciones en ambos sexos.

¿Puede reconstruirse un pecho que ha sido extirpado por un cáncer de mama?

¿Hay más riesgo de que el cáncer reaparezca después de la reconstrucción?

La cirugía de reconstrucción mamaria es uno de los grandes logros de la Cirugía Plástica en los últimos años, por sus técnicas quirúrgicas cada vez más refinadas y por la vía de esperanza y de recuperación de la calidad de vida para muchas mujeres que han tenido que someterse a una mastectomía (extirpación de un pecho) por padecer un cáncer de mama. En la actualidad, cualquier mujer, independientemente de su edad y del tipo de carcinoma mamario que haya padecido, es susceptible de someterse a una cirugía de reconstrucción mamaria; no hay mayor riesgo de recidiva (reaparición del cáncer) en la mujer reconstruida, ni la reconstrucción supone traba de ningún tipo para sus tratamientos y seguimientos médicos posteriores. Por el contrario, es una ayuda psicológica muy importante para estas pacientes no ver su cuerpo estigmatizado por la falta de un signo de feminidad tan importante como es la mama. La reconstrucción mamaria puede hacerse en la actualidad con múltiples técnicas y en distintos tiempos.

Podemos hablar de reconstrucción inmediata, que es la que se lleva a cabo en el mismo tiempo quirúrgico de la mastectomía.(se extirpa la mama y a continuación se hace la reconstrucción), o reconstrucción diferida, cuando primero se hace la mastectomía y pasado un tiempo variable, dependiendo de los deseos de la paciente o de las indicaciones de su oncólogo, se practica la reconstrucción. Cualquiera de las dos modalidades es correcta y consigue los mismos resultados. La variable está en cada caso particular y en cada paciente.

En cuanto a las técnicas de reconstrucción propiamente dichas podemos hablar de dos grandes grupos: aquellas que utilizan materiales implantables, como cuando se usa en primer lugar un expansor para distender los tejidos y después colocar una prótesis de silicona, o las que emplean los propios tejidos de la paciente tomados del abdomen, de la espalda, etc. para reconstruir la mama. Nuevamente diremos que ambos tipos de técnicas son válidos y la elección de uno u otro dependerá de las características de la paciente y de las indicaciones de su cirujano.

¿Puedo hacer algún tipo de cambio o mejora sobre mi cara sin pasar por el quirófano?

En la actualidad la Cirugía Estética dispone de multitud de técnicas complementarias que permiten mejorar el aspecto de la piel del rostro y de ciertos de sus rasgos sin someterse a intervenciones quirúrgicas.
Por ejemplo, disponemos de un amplio arsenal de materiales inyectables, todos ellos autorizados para su uso médico por las autoridades sanitarias, mediante los cuales podemos rellenar y por tanto corregir arrugas y surcos faciales que van surgiendo con el paso de los años y la mímica facial; estos materiales de relleno pueden ser tanto definitivos o permanentes, como reabsorvibles es decir que desaparecen progresivamente en una media de 6 a 12 meses. Disponemos también de sustancias que empleadas a modo de microinfiltraciones faciales a base de vitaminas y componentes de ácido hialurónico reestructuran el colágeno dela piel para mantener o recuperar su aspecto más juvenil. También está muy difundido el empleo de la Toxina Botulínica para conseguir minimizar o hacer desaparecer las arrugas faciales, principalmente del tercio superior de la cara (frente, entrecejo, patas de gallo) con excelentes resultados.

No hemos de olvidarnos de los peellings químicos que en sus diferentes variedades y grados de profundidad pueden ayudarnos a hacer desaparecer manchas, impurezas y secuelas de acné del rostro o a darle una mayor luminosidad y rejuvenecimiento. Como una técnica también complementaria y mínimamente invasiva que se realiza en quirófano por condiciones de asepsia, pero que realmente no es una cirugía, obtenemos también magníficos resultados con las infiltraciones de grasa, extraída de los propios pacientes y filtrada y depurada según técnicas especiales, para ser empleada en el relleno de surcos faciales, labios, pómulos etc. También con la finalidad de reducir la flacidez y descolgamiento de los dos tercios inferiores de la cara producidos por el paso de los años, y devolverle al rostro sus angulosidades y perfiles más juveniles.

¿Son peligrosas las prótesis mamarias de silicona?

La mamoplastia de aumento es una intervención quirúrgica mediante la cual podemos aumentar el tamaño del pecho colocando prótesis de gel de silicona. Las prótesis actualmente existentes en el mercado han sido empleadas desde hace ya más de 30 años, y lógicamente, las actuales, fabricadas bajo una tecnología mucho más desarollada, han alcanzado unos altos límites de seguridad. Se trata pues de material testado y homologado, con todas las garantías sanitarias y aprobaciones necesarias por parte de las autoridades sanitarias nacionales y de la Comunidad Europea, por lo que su seguridad biológica para la paciente en la que se implantan es total. Eso sí, la paciente tiene que tener toda la información por parte de su Cirujano Plástico sobre el material que le va a ser implantado, y se le debe hacer entrega una vez operada de unas etiquetas informativas que registren la marca de las prótesis, sus características, número de lote y datos del fabricante y del cirujano.

En contra de lo difundido en algunos medios, no es cierto que las prótesis deban ser siempre sustituidas a los 5 o 10 años de la intervención como norma fija. Si el material implantado es de calidad, como debe ser siempre que se haga por profesionales titulados y experimentados, la paciente deberá seguir las revisiones periódicas que su doctor marque, y sólo en casos muy excepcionales, en los que se compruebe una rotura de la prótesis, ésta deberá ser recambiada.

También hay que desterrar los bulos sobre que las prótesis de mama pueden “estallar” en los aviones, o cuando se hacen inmersiones submarinas, lo que frecuentemente también es preguntado por las pacientes en consulta.

¿La Cirugía Estética sobre la cara va a cambiar mis rasgos o mi expresión?

Por lo general, el cambio de cualquiera de las características faciales lo que logra es armonizar el conjunto, logrando un cambio global del aspecto y rejuveneciendo las facciones para, en definitiva, mejorar la imagen. La experiencia de nuestro equipo de cirujanos plásticos de Madrid hace que no se cambien las expresiones y la mímica característica de la persona, y por supuesto, nunca debe quedar una cara inexpresiva.